LAS ENTRETELAS Y SUS DIFERENTES USOS

LAS ESNTRETELAS: UN IMPRESCINDIBLE PARA TODO TIPO DE CONFECCIÓN

Las entretelas forman parte de la costura y se utilizan tanto para el hogar como para la confección de ropa.

Sirven para dar más firmeza a alguna parte de las piezas de ropa como cuellos de camisas, bolsillos, corsés, cinturones de faldas, ojales, etc. Asimismo, dan cuerpo a los tejidos ligeros y evitan que los más pesados se doblen sobre sí mismos.

A la hora de elegir la entretela, hay que fijarse en el tipo de tejido, el tamaño del bordado, la densidad, la longitud de las puntadas, y el uso que vaya a darse a la prenda.

¿Qué entretela utilizar?

Hay que tener en cuenta tres factores principales cuando se va a elegir una entretela.

1. El tipo de tejido que se va a entretelar.

Si se trata de una lana más pesada, de una seda delicada, de lino o de poliéster. Hay que tener en cuenta las diferencias de los tejidos en lo que se refiere a acabados, composición, reacción al calor, si estos encogen o no, ya que necesitarán distintos tipos de entretelas con diferentes características de peso, elasticidad, adherencia, etc.

2. La determinada función del entretelado.

Es decir, la parte de la ropa que se va a entretelar, que varía si es una superficie grande como un traje o una pequeña como el cuello de una camisa, o la cintura de un pantalón.

3. La caída que se quiera dar a la pieza que vamos a confeccionar.

Si lo que queremos es obtener una pieza más ligera y con menos cuerpo, elegiremos una entretela más ligera. En cambio, si queremos una pieza más pesada y con más cuerpo, elegiremos una entretela más pesada. Siempre tendremos en cuenta los dos puntos anteriores.

Tipos de entretelas

Existen varios tipos de entretelas. Cada tipo suele estar disponible en varios grosores así como con o sin adhesivos para fijarse al tejido. Se pueden diferenciar por el tejido sobrante una vez hemos terminado el bordado y las podemos dividir en cuatro grupos principales:

Entretela de Algodón

1.- Arrancar. Este tipo de entretelas es fácil de retirar ya que sólo se necesita durante el bordado. Algunas rompen fácilmente sólo en un sentido. Otras llevan un acabado que permite adherirlas mediante el calor de la plancha. Si no es el caso, podemos usar adhesivos temporales.

Entretela Afelpada o Perchada

2.-Recortar. A diferencia de las anteriores, estas entretelas permanecen en el bordado e impiden que éste se deforme con el uso y lavados. Se recomienda para tejidos finos y de punto. Si se está bordando sobre cueros, terciopelos u otros tejidos que se puedan arrugar, coloque la tela en el bastidor y fíjela a la entretela con un adhesivo temporal.

Entretela Adeshiva

3.-Fundir. Recomendado para tejidos delicados o bien que no se puedan lavar con métodos tradicionales. En este caso, encontramos las no-tejidas, donde no recomendamos las planchas a vapor ya que este tipo de entretelas es soluble al agua y la entretela podría quedar mal pegada. También tenemos entretelas “heat-away” o “heat and melt” que se quedan debajo del bordado y que resisten a los lavados. Al aplicar calor con una plancha, la entretela sobrante desaparece.

Entretela para Bordar Soluble

4.-Disolver. Las encontramos en película plástica o en papel soluble. Se disuelven al mojarlas. Cada entretela requiere una temperatura diferente de disolución. Para usarlas, se pulveriza agua sobre ellas y se retiran cepillándolas una vez secadas.

Las nombradas anteriormente son las mas utilizadas. También son conocidas muchas otras, de diferentes composisoces y usos:

Encuéntralas en nuestras tiendas de telas Ribes y Casals, en el centro de las ciudades de Madrid, Málaga, Barcelona, Sevilla y Palma de Mallorca.
Descubre nuestra tienda de telas online

Post A Comment