Tejidos de tradición británica: siempre de tendencia

En nuestro anterior post, repasábamos la historia de los tartanes, los típicos tejidos de cuadros de tradición británica que tanto nos gustan. Temporada a temporada, aparecen en las colecciones diseñadores y marcas y se hacen un merecido hueco en nuestra lista de deseos. ¿Te atreves a confeccionarte una prenda de tartán? Echa un vistazo a las últimas tendencias y a propuestas icónicas de antaño para inspirarte.

Naomi Campbell en el desfile de invierno de Vivienne Westwood, París 1994 (Photo by PL Gould/IMAGES/Getty Images)

Clásicos o innovadores: los hilos de los tartanes

Inicialmente, estos tejidos estaban elaborados con hilos tintados de lana o algodón. Hoy, se comercializan con múltiples mezclas de materia prima, que les dan un volumen más ligero y un aspecto menos rústico. Lo hay con lana o seda, con poliéster o viscosa, o incluso con hilo elástico, que aporta mayor elasticidad, o metalizado tipo lúrex, que los convierte en tejidos hipersofisticados.

De la pasarela a tu armario

Las grandes firmas de diseño, como Alberta Ferretti, Adam Lippes, Prada o Gucci, reivindican esta temporada el protagonismo de las telas a cuadros. A veces, proponen contrastarlos en prendas de sastrería masculina -blazer, chaleco, pantalón…- confeccionadas con estos tejidos –Príncipe de Gales, pata de gallo o cuadros Harris-. En otras ocasiones, apuestan por combinar los cuadros con otras prendas de telas más sutiles y femeninas como las organzas, las gasas o los tejidos metalizados.

Una de las apuestas más imponentes en pasarela es la mezcla de estampados. Es arriesgada pero funciona a la perfección. Michael Kors ya adelantó este binomio en la colección de avance de invierno 2019-2020, con piezas de estilo masculino de cuadros Harris -pantalones y chalecos-, coordinadas con blusas de estampados de estilo Liberty. ¿El truco para que la mezcla sea armoniosa? Utilizar la misma paleta de colores.

Adam Lippes Colección Resort

Tradición y vanguardia

En el caso de los cuadros escoceses, su uso más habitual ha sido en kilts tradicionales, en uniformes escolares, en textil hogar… Pero gracias a Vivienne Westwood, que los popularizó en los 70, han llegado a nuestros armarios. Actualmente, este motivo se estampa hasta en papel, sobre plásticos, en envases y hasta como revestimiento de paredes.

Por su parte, las telas de cuadros Gales, Harris y pata de gallo solían utilizarse para el vestuario masculino. De ahí, la fama de la sastrería tradicional inglesa. La audaz Gabrielle Chanel los incorporó a sus colecciones en la década de 1920 y, con el paso del tiempo, se han convertido en un clásico también en la moda femenina. Actualmente, también podemos ver estos motivos en accesorios y en elementos de decoración.

¿Crees que lo sabes todo sobre los tartanes? ¡Repasa la historia de los icónicos tejidos de cuadros en nuestro último post Tejidos de tradición británica: más que simples cuadros!

Elige tus telas de inspiración británica para tus próximas confecciones en Tiendatelas.com la tienda de telas Ribes y Casals en el centro de la ciudad de Madrid, Málaga, Barcelona, Sevilla y Palma de Mallorca.

Post A Comment