Telas plisadas

¿Deseando confeccionar prendas con una tela plisada de moda? A continuación, hablaremos de qué son, de los diferentes tipos que hay, de los cuidados y consejos de confección.

Qué es un tejido plisado

El plisado es una técnica de plegado de la tela permanente mediante la aplicación de calor. El tejido se manipula con papeles y cartones que sirven de molde  para a dar forma al plisado, fijando el pliegue con calor.

Se pueden plisar  todos los géneros, siendo las telas de poliéster las idóneas para plisar por la memoria térmica de la fibra. Las naturales como el algodón o la seda acaban perdiendo el plisado. El efecto cambiará dependiendo del grosor o la transparencia del tejido.

Se pueden encontrar diferentes tipos de plisados dependiendo de los pliegues, regularidad o direcciones de la tela que se plisa.

Diferentes plisados

​Plisado tablas

Este pliegue es de los más habituales y se suele emplear con todo tipo de tejidos. Además, consiste en producir un pliegue rectangular doblando en direcciones opuestas. El objetivo es dar movimiento a la prenda.

Plisado “Delphos”

Es minúsculo plisado  de aire griego creado por Mariano Fortuny en 1909. Consigue que la tela se adapte al cuerpo de un modo natural, parecido a las telas de punto.

Plisado Acordeón

La tela se pliega en forma de acordeón, dando efecto de abanico o farolillo. Da mucho movimiento y volumen a la tela.

Plisado Soleil

Es un plisado que se hace sobre un corte de tela circular ya que el pliegue nace del centro del círculo a modo de radio. Es el plisado con más movimiento ya que los pliegues coinciden con el bies de la tela.

Cuidados para conservar el plisado

Para conservar tus creaciones con telas plisadas perfectas te aconsejamos lavar siempre en seco y guardarlas colgadas y protegidas de roces con otras prendas. En el caso del plisado “delphos” puedes guardarlo enrollado sobre si mismo y atado sin presión.

Recuerda que las telas de poliéster tienen memoria térmica, lo que quiere decir que el plisado no se pierde. El planchado ideal es mediante vapor y sin poner la plancha encima.

Consejos de confección

Cuando confeccionamos prendas con telas plisadas tenemos que tener en cuenta la dirección del pliegue para que las costuras queden perfectas. Intentar en la medida que se pueda hacer coincidir las costuras con los pligues cuando presentemos los patrones en el tejido. Para los bajos, podemos encontrar  telas plisadas por metros que ya tienen el acabado del bajo hecho. Para las que no, un dobladillo pequeño tipo “pañuelo” ya sea con máquina de coser o máquina overlock.

Tendencia atemporal

Incluso cuando no es tendencia: esta técnica habla tanto de prendas clásicas como de futurismo, pasando por un concepto de belleza muy especial.

Las prendas confeccionadas con telas plisadas con una apuesta por la elegancia atemporal. Las faldas plisadas, por ejemplo, se han convertido en un básico en el fondo armario tanto de verano como de invierno. Los tejidos plisados aportan riqueza de texturas, movimiento y un toque de alta costura a tus prendas.

SOLEIL

Telas para plisar soleil


Si necesitas telas plisadas, recuerda que en Ribes & Casals tenemos lo que estás buscando.

Sigue leyendo sobre telas emblemáticas, como las telas de tul.

Encuentra telas para cada proyecto en nuestras tiendas Ribes y Casals, en las ciudades de Madrid, Málaga, Barcelona, Sevilla y Palma de Mallorca. Descubre nuestra tienda de telas online: